Mantenimiento de las cerraduras

  • Categoría de la entrada:Blog
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Mantenimiento de las cerraduras

mantener la cerradura de la puerta

La mayoría de la gente no se preocupa por el mantenimiento de las cerraduras, sino que optan por reemplazarlas completamente cuando están defectuosas. Sin embargo, si se realiza un mantenimiento de las cerraduras, éstas durarán más tiempo y funcionarán mejor, ahorrándote el dinero al comprar una nueva.

¿Pero sabes exactamente como mantener las cerraduras?

LA LUBRICACIÓN ES CLAVE EN EL MANTENIMIENTO DE LAS CERRADURAS

Primero, tan pronto como notes una falta de mantenimiento de la cerradura, como, por ejemplo, si le resulta particularmente difícil girar la llave o no se mueve correctamente, puedes intentar lubricar el bombín con el mejor GRAFITO EN POLVO.

[wpas_products ASIN=B003A6DA7G,B071Z86HFF,B005DRPFP0]

 

Los cilindros de las cerraduras consisten en pequeños pasadores y resortes que necesitan moverse libremente para funcionar correctamente. Cuando empiezan a atascarse, la cerradura no funcionará correctamente y a veces incluso puede romperse si intenta forzarla. Lubricar la ranura de la cerradura hará que los pasadores y resortes se muevan de nuevo y mantendrá la cerradura en buen estado. Aplica lubricante abundantemente sin llegar a sobre-lubricar.

Cuando haya terminado, introduzca y extraiga la llave varias veces para ayudar a repartir el lubricante. También querrás lubricar el cerrojo o pestillo del lado de la puerta(resbalón). Esto ayudará a aliviar cualquier problema con el mecanismo de cierre en sí.

 

AJUSTES DE LAS BISAGRAS

Las bisagras de las puertas se desgastan inevitablemente porque se mueven cada vez que alguien abre la puerta, a veces cientos de veces al día. Con un mantenimiento simple y rutinario, puede extender la vida útil de sus bisagras y ahorrarse algo de dinero a largo plazo.

El problema más común con la mayoría de las bisagras son los tornillos sueltos. Cada bisagra consiste en seis a ocho tornillos de cabeza Phillips que se aflojan con el tiempo. Necesitarás un destornillador de cabeza Phillips para apretar cada uno. Asegúrate de hacer tanto el lado del marco como el de la puerta también.

Apretar estos tornillos ayudará a alinear la puerta con el cerradero, lo que asegura que su pestillo o cerrojo caiga en el lugar correcto. También evitará que la puerta roce con el marco, lo que puede hacer que la puerta sea difícil de abrir o cerrar.

[wpas_products ASIN=B00TTZU566,B07X434DV2,B00TTZXWPW]

AJUSTES DEL MUELLE CIERRAPUERTAS

Los cierres de puertas aseguran que una puerta se cierre correctamente cada vez que se abre, mejorando la seguridad y limitando el desgaste. Sin embargo, si el cierrapuertas está defectuoso, puede tener el efecto contrario. Una puerta que se cierra demasiado despacio puede no cerrarse, mientras que una puerta que se cierra fuertemente podría aflojar o dañar su cierre.

Para mantener el funcionamiento correcto de su cierrapuertas, hay tres ajustes principales que puede tener que hacer: velocidad de giro, velocidad del pestillo y control de retroceso.

La velocidad de giro y la velocidad del pestillo

Se refieren a la rapidez con la que la puerta se cierra y se bloquea. Estos ajustes se deben ajustar de acuerdo con las condiciones en las que funciona la puerta. Por ejemplo, si está en una zona con viento, puede querer que la puerta se cierre un poco más rápido para que una ráfaga repentina no la atrape y dañe algo. Una puerta interior en una oficina, mientras tanto, debe cerrarse un poco más despacio para que los empleados puedan entrar y salir fácilmente.

El ajuste del control de retroceso

Afecta a los últimos segundos antes de que la puerta se cierre y el pestillo de la cerradura caiga en su sitio. No todos los cierres tienen un control de retroceso, pero es importante ajustarlo y probarlo unas cuantas veces para asegurarse de que la puerta no se deja abierta accidentalmente.

[wpas_products ASIN=B01E7J22F0,B01GRZ8V4S,B0030G6O10]

INDICACIONES ADICIONALES DE MANTENIMIENTO DE LAS CERRADURAS Y LA PUERTA

Comprueba si hay luz entre el marco y la puerta. Si ves luz entre los dos, la puerta podría estar combada o el marco podría estar dañado. Será mucho menos costoso reparar la puerta ahora que llamar al servicio de emergencia más tarde cuando la puerta deje de cerrarse.

Revise el marco y el suelo para ver si hay marcas de roce. Podrá ver cuando una puerta se arrastra por el suelo o contra el marco. Si aprieta las bisagras puede ayudar a eliminar o disminuir la gravedad de este problema.

Las barras de choque y los dispositivos de salida también necesitan amor, así que asegúrate de engrasarlas adecuadamente. Retire la cabeza y remójela trimestralmente. Esto ayudará a salvarte de las emergencias.

Revise el golpe, que es la parte del marco en la que cae el pestillo o el cerrojo. Si ese agujero está obstruido con escombros o restos de madera, entonces la cerradura no funcionará correctamente.

¿Está expuesto el cerrojo? Si te paras en el exterior de la puerta y tienes un gran espacio entre el marco y la puerta, deberías considerar un protector de cerradura para evitar que se abra.

Consejo final: Ten localizado un buen cerrajero local antes de que lo necesites. Te alegrarás de haberlo hecho en caso de emergencia.

 

Deja una respuesta